Reseña de Cuéntaselo a otra de Isabel Keats



Destrozada tras descubrir que su marido y novio desde la infancia le es infiel, Inés Santaolalla se divorcia y decide darle un giro de ciento ochenta grados a su vida. Mientras su hermana y su madre piensan que está trabajando en una sucursal de su banco en Nueva York, ella, como su admirada heroína de la novela de Muriel Barbery, acepta el empleo de portera en un inmueble de la calle Lagasca en Madrid, una especie de universo paralelo poblado de seres a cuál más extravagantes. Inés está convencida de que aquella oscura portería, además de ser un lugar inmejorable donde lamerse las heridas que aún supuran de su matrimonio, será el escenario perfecto para terminar la novela que lleva varios años escribiendo. Sin embargo, con lo que Inés no cuenta es con el propietario del 6º derecha, un atractivo doctor que hará todo lo que esté en su mano para que ella vuelva a confiar en los hombres y en el amor.



La romántica está de moda, y una servidora se está aficionando a este género. Es cierto que no había leído nada de esta autora, por lo que no tenía muy claro a lo que me iba a enfrentar. Sin embargo, he de decir que Isabel me ha sorprendido gratamente. La autora nos cuenta la historia de Inés, una mujer que decide, tras un duro golpe, dar un cambio radical a su vida. El libro puede considerarse un homenaje a La elegancia del erizo, puesto que página a página la protagonista compara su nueva vida con la heroína de la historia de Muriel Barbery.

El humor está presente a lo largo de toda la novela, así como otro conjunto de subtramas que hacen que nos encontremos ante un libro que sale de lo típicamente romántico. No solo nos encontramos ante una historia de amor, sino que también vemos una serie de pinceladas de otros géneros que amenizaran, y mucho, la lectura. Isabel consigue, sin duda alguna, que nos entren ganas de acudir a las reuniones semanales de esta comunidad de vecino, y de no tan vecinos, y sentarnos en el suelo de la portería para disfrutar de un refresco y una charla más que interesante. 

El punto fuerte de esta novela es, sin duda, los personajes. Nos encontramos ante personas muy dispares, cómicas y agradables, toscas y malhumoradas, que acabaran por engancharnos. No me refiero solo a los protagonistas, puesto que estos son como se espera que sean unos protagonistas. Me refiero sobre todo a los secundarios, son ellos los que aportan esa nota que hace que el libro despunte, que hace que el libro nos guste. Una actriz cuyo tiempo de gloria pasó hace ya mucho. Una adolescente que sueña con el amor de su vida. Un camello con un doble fondo y buen corazón...En definitiva, personajes tan distintos entre sí, pero que Isabel ha conseguido enlazar de tal forma, que, sencillamente, nos van a robar el corazón.

Si tuviera que ponerle alguna pega a esta historia sería que, al principio, se me hizo algo lenta, pero es cierto que después de cierto encuentro todo se precipita, en el sentido de que la historia cobra una fuerza increíble que nos obligará a estar con la nariz pegada en sus hojas hasta leer la última palabra de la última página. Puede que, incluso, todavía más tiempo. 

En definitiva, se trata de una magnífica historia que me ha sorprendido gratamente. Unos personajes que, en mi opinión, son de lo mejor que he leído últimamente, y una trama tan bien trabajada que te deja una muy buena sensación al terminar. En conclusión, un libro más que recomendable. 



3 comentarios:

  1. Tiene buena pinta este libro =) sera de mis próximas lecturas.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. No me llama mucho la atención pero parece bastante ligerita para pasar una tarde entretenida. ¡Besotes pequeña! =)

    ResponderEliminar