Jimena no deshoja margaritas, Olga Salar



A VECES EL AMOR VERDADERO APARECE A SEGUNDA VISTA
La música es lo más importante en la vida de Jimena: su trabajo, su manera de expresarse, su pasión… De hecho, su chelo es el mejor amante que ha tenido: fiel, comprensivo y siempre dispuesto a satisfacerla.

Así que, ¿para qué necesita un hombre por muy atractivo que sea? Jimena no está dispuesta a soportar que nadie le diga qué debe hacer, ni cómo vestirse, que piense que su lengua es un arma de destrucción masiva o que se queje de lo horrorosas que son sus pecas… Y eso es justo lo que pasa cada vez que tiene la mala suerte de coincidir con Lucas.

Pero cuando se ven forzados a compartir una casa antigua en un pueblo en medio de ninguna parte, las chispas empiezan a saltar… sin que ninguno de los dos pueda evitarlo.

Una historia vibrante y sensual sobre la fuerza avasalladora del amor; capaz de atraparte incluso cuando no quieres deshojar margaritas y eres inmune al flechazo. 



Jimena no deshoja margaritas es la nueva novela romántica de Olga Salar, publicada por la editorial Versátil. Tenía ganas de leerla porque había llegado a mis oídos que era una de sus mejores historias y, aunque para gustos los colores y yo soy de las que creen que las comparaciones son odiosas, la verdad es que aquellos que me comentaron esto, tenían razón.

Olga ha estado pisando fuerte con este género, pero, sin duda, con esta novela, ha marcado un antes y después en su obra literaria. Nos encontramos ante una historia fresca con grandes diálogos y momentos que van desde el sarcasmo hasta el más profundo romanticismo. Se trata de una novela contemporánea ambientada, en casi su totalidad, en Valencia, pero este o será el escenario más importante, puesto que toda la trama se intensifica en un pequeño pueblo gracias al destino o a la casualidad. 


Porque sí, porque la casualidad tienen un papel clave aquí, casi como si de una Celestina se tratara. Como en muchas historias, todo comienza con una encerrona por parte de los amigos que ambos protagonistas tienen en común, pero todo ocurre de forma distinta. Es decir, nada de lo que los aspirantes a Cupido habían imaginado, ocurre. Los dos protagonistas se repelen desde un primer momento. Por esta razón, el libro comienza con una de las escenas más llamativas que he visto. Empieza de forma fuerte, dejando claro, desde un primer momento, que el ritmo que llevará durante toda la historia será trepidante. 

Jimena, la protagonista femenina, es una mujer peculiar. Su vida es la música, su mundo se reduce a su violín, al que acude siempre que necesita evadirse, y a los pequeños a los que enseña música. Lucas vive por y para la arquitectura. Ambos tienen mucho carácter, y no dudan en demostrarlo cuando lo creen necesario, pero al mismo tiempo tienen sus inseguridades y sus miedos. Él nos demuestra que puede ser un encanto, aunque ocurrirá algo, o mejor dicho, dirá algo, que desatará nuestras ganas de golpearlo. 


Los personajes secundarios son eso, secundarios. Tienen un peso importante en la historia, pero tras cumplir con su papel en la trama, no ocurre nada con ellos. Me explico, son importantes, sí, pero se ciñen a su papel de secundarios, no se rebelan y piden una historia aparte.  En esta historia están atados y bien atados. Si me tuviera que decantar con alguno sería con Anabel, porque me parece un personaje que se aleja del arquetipo al que estamos acostumbrados.


En definitiva, se trata de una novela adictiva, una historia que nos engancha desde el primer momento. Si lo que buscas es una historia que te permita despejarte, que despierte en ti muchos sentimientos, que te saque sonrisas...Sin dudas, esta es muy buena opción. 






4 comentarios:

  1. Me gustó mucho este libro :D Es de mis preferidos de la autora.

    ResponderEliminar
  2. No hace mucho que leí este libro y me gusto mucho ^^

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Aixx!! yo espero hacerme pronto con él!! BESOTES

    ResponderEliminar