Reseña de Crímenes Exquisitos



Vicente Garrido y Nieves Abarca, de la mano de Versátil, nos traen Crímenes exquisitos.
El cuerpo de Lidia Naveira, una joven de la alta sociedad coruñesa, aparece flotando en el estanque de Eiris recreando la famosa Ofelia de Millais. ¿Qué relación tiene este crimen con el macabro asesinato acontecido meses antes en la Abadía de Whitby? La inspectora Valentina Negro, con ayuda del famoso criminólogo Javier Sanjuán, liderará una investigación que la llevará a colaborar con Scotland Yard, en una oscura trama a caballo entre A Coruña y Londres. Lo que nadie puede llegar a sospechar es que en la vertiginosa cuenta atrás para atrapar al asesino, deberán enfrentarse a las obsesiones más inconfesables de la sociedad actual.

            

¿Cómo empezar a hablar de este libro? Yo diría que si te gustan las investigaciones criminales, las series policíacas y los programas de televisión que hablan de asesinatos, este es tu libro. Me lo he terminado recientemente, vamos el domingo por la mañana, y la verdad es que es un libro que deja con la boca abierta en más de un aspecto. Pero, como todo, empecemos por el principio. Un asesino anda suelto y la inspectora Negro, una joven policía a la que ponen al cargo de la investigación, decide aprovechar la visita de un experto criminólogo, Javier Sanjuán, que está visitando la ciudad por cuestiones, por decirlo de alguna manera, laborales, para pedirle asesoramiento. 

Lo que iban a ser un par de días en La Coruña para el hombre, se convierte en una carrera contra el tiempo para poder descubrir quién es el asesino y atraparle. Esto no es fácil, por supuesto, pero todo se complica todavía más cuando es necesaria la colaboración de la policía londinense, pues también ha habido asesinatos con características muy similares en Inglaterra. Y menudas características...representaciones macabras de obras artísticas y literarias de sobras conocidas. En este libro el arte y la muerte se mezclan, recurriendo al título, de una manera exquisita. Las escenas de los crímenes están detalladas al milímetro, casi podemos ver ante nuestros ojos el cuadro que el asesino ha querido representar. 

Los personajes están muy bien trabajados, algo obvio por otra parte. La inspectora Valentina Negro es una joven que se podría considerar, de la vieja escuela. Me explico, tiene vocación para ser policía, no duda en ponerse en peligro si con ello consigue resolver un caso y eso, la verdad, la ha llevado a experimentar situaciones bastante complicadas a pesar de lo joven que es. A mi entender, es muy parecida a Lúa Castro, ambas son muy buenas en sus profesiones y no les importan los peligros que puedan sufrir con tal de esclarecer los hechos y llegar a la verdad. Lúa, que es periodista, puede parecer a primera vista una trepa que solo mira por sus intereses y por hacerse un hueco cada vez más grande en el mundo del periodismo, pero nos vamos a llevar verdaderas sorpresas con ella. 

SanJuán es un hombre curtido, ha vivido muchas cosas y eso ha hecho que cree una especie de muro entre él y los que lo rodean. Es inteligente, pero al fin y al cabo es humano y esta parte la podemos entender al final de la novela. Sí, es un criminólogo excepcional, pero no por eso es un superhéroe. Es, como he dicho, un hombre de carne y hueso. 

Otra cosa importante del libro es que tiene muchas subtramas que se van cerrando poco a poco y que, de una manera u otra, guían a la inspectora Negro y a Sanjuán durante lo que dura su investigación. Por este motivo hay muchos personajes, que no voy a nombrar por razones obvias, pero todos tienen su momento de importancia. El molesto fotógrafo Anido, el mecenas Mendiluce, su secretario Delgado...todos tienen un papel que, aunque pueda parecer en un momento irrelevante, luego cobra sentido. 

El libro me ha gustado y mucho, la verdad, aunque si tuviera que poner algún pero sería que al principio cuesta bastante situarse ya que van saltando de un lado a otro y yo soy demasiado mala recordando nombres y fechas. Y también que el narrador utiliza expresiones que me parecen muy bien si hablasen los personajes, pero que no me han parecido demasiado adecuadas para un narrador, y más si es externo. 

Salvo estos dos pequeños detalles, el libro está francamente bien. La psicología está muy trabajada y cuidada y, lo que es más importante, todo ocurre según los propios personajes, es decir todo es acorde a su personalidad y su manera de actuar y, como se dice coloquialmente, no se han sacado nada de la manga. 

12 comentarios:

  1. Lo malo de que haya tantas subtramas es que te cuesta situarte, pero por lo demás seguro que estará genial. Me alegro de que te haya gustado =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que las subtramas, lo que hace un poco más complicado situarse son los saltos en el tiempo del principio, pero una vez leída esa parte te sitúas bastante bien. Gracias por comentar, cielo. Y ya sabes, cuando quieras te lo dejo =)

      Eliminar
  2. No la conocía, y suelen gustarme bastante este tipo de historias.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te lo recomiendo^^ Además la segunda parte salió ayer. Se pueden leer de forma independiente, simplemente son los mismos personajes con un caso nuevo :)

      Eliminar
  3. Le tengo ganas al libro. Ya me comentaste lo de las palabras que en boca del narrador suena mal.. Eso no me gusta xD

    Me alegro de que te gustara ;)
    Un besote, guapa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que eso de que el narrador utilice ese tipo de lenguaje no me acaba, pero...quitando eso está muy bien escrito. Si lo lees ya me contarás ;)
      Un beso.

      Eliminar
  4. Que ganas de leer este libro y más ahora que se que te ha gustado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes lo que tienes que hacer jajajaja
      ¡Muchas gracias por comentar, cielo! Un besito.

      Eliminar
  5. No le haria mal a Vicente Garrido y Nieves Abarca estudiar un poco de geografia.En este libro hay un error increible. cuando habla de Tosca dice que se muere cayendose de Castel Sant'angelo en el ARNO!! el Arno està en Toscana! el rio de Roma es el Tevere!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Lo estoy leyendo y me gusta mucho. En cuanto lo termine, que ya me queda poco, me pongo con Martyrium.

    ResponderEliminar