Romance Inmortal

Hay melodías cuyas notas quizás no debieras escuchar.


Te atrapan, te envuelven y sin darte cuenta someten tus sentimientos y tus deseos convirtiéndolos en una cruel maldición de la que uno no puede escapar.




Danielle y Oliver ya nos demostraron que hasta  la maldición más dulce aderezada con toques musicales podía ser rota si dos corazones  que aman son capaces de superar las adversidades.

Ahora es el turno de Gabriel y Rachel, una pareja eléctricamente sexy. Que conseguirá que el corazón más muerto comience a latir, que supera las barreras del tiempo y que demuestra que si el amor es verdadero merece ser…


Inmortal.


Cuando descubrimos que la autora Olga Lunera iba a publicar por primera vez un libro, nada hacía presagiar, que esta saga iba a destacar por su originalidad y por la frescura de su texto. Muchos tuvimos la gran suerte de leerlo antes de que fuera publicado y en lo que coincidimos todos es que sabía captar la atención del lector con diálogos directos, descripciones detalladas prescindiendo de la excesiva adjetivación y ante todo personajes que como a muchos/as nos gustan, no son lo que parecen ser.
Pues bien, en Melodía Inmortal, dijimos adiós a la historia de Oliver y Danielle, pero con ese final tan  drástico y abierto, muchos nos quedamos con ganas de saber qué había detrás del mentor de Oliver. Y para sorpresa de muchos lectores, su autora nos confirmó que Gabriel iba a tener una segunda parte.

Hoy me toca a mí dar mi versión de los hechos y lo que he visto tras leer Romance Inmortal es una historia mucho más atrevida, sin salir de su temática juvenil, Gabriel y Rachel. Sí, digo Rachel porque es la nueva coprotagonista, nos contarán una historia que tiene siglos y siglos de  desafortunados desencuentros.

Con un nexo en común que tiene como centro la historia de Oliver, Celine o también llamada Rachel y Gabriel. Con un viaje en el tiempo, veremos  cuál es la infancia del pequeño Gabriel y las razones que le hacen convertirse en el ser que veréis. Pronto conocerá a un enigmático Adrien que le hará ver el mundo de una manera, que hasta el momento nunca había visto. A la par, en su infancia, conocerá a una dulce Celine y en ellos veremos una preciosa historia de amistad y algo más.

A modo de “Flashbacks” en el tiempo la autora va alternando la historia actual de Rachel y Gabriel con los hechos que acontecieron en el pasado. Una de las cosas más arriesgadas y que creo que ha sabido defender de manera más que notable,  es la alternancia entre el presente y pasado de los protagonistas a modo de viajes en el tiempo, creo que eso siempre supone una gran dificultad por el hecho de tener que cambiar el espacio y tiempo verbal y buscar la manera de que parezcan creíbles y lógicos.
En cuanto a personajes, encontraréis a dos amantes que se han visto obligados a enemistarse por su pasado y por  sus posiciones  contrarias entre el bien y el mal.

A lo largo de todo el libro, veremos esa electricidad y tira y afloja entre Celine y Gabriel que durante todo el libro se niegan a admitir sus sentimientos, es una constante en esta historia. Algo que suelo apreciar en este tipo de personajes es que son fieles a  sus posturas casi  desde el principio y ya tienen que demostrarles mucho, para que cambien de parecer. Hay momentos muy románticos a la par que sexualmente sugerentes sin tocar lo explícito que harán que queráis que  esos dos sucumban a sus propios deseos.
Otro personaje que da mucho juego es el mentor de Gabriel. Adrien es un ser frío a la par que atractivo que tiene pretensiones muy oscuras con Celine, debido a  un deseo que llegó a  perdurar en el tiempo. Tristan es otro personaje al que le daremos la  bienvenida y que tendrá un papel decisivo en el final de una historia que se caracteriza por fugaz y emotivo.

Volveremos a ver a Danielle y Oliver, pero sinceramente tendrán un papel muy secundario y carente de importancia en esta segunda entrega.

Siglos y siglos de desencuentros y odio podrían ser anulados. Solo necesitan volver a creer  en algo que durante mucho tiempo les ha sido negado, el amor.

Tienen una última oportunidad para ser felices y así demostrar que entre  su luz y su oscuridad puede haber un espacio en gris donde ellos puedan ser felices.

No lo tendrán fácil, pero como dice el título…

Si su romance puede superar siglos de dolor…


Merece  ser inmortal.




Por un título evocador y místico.



Por una portada perfecta, sublime.















Por una extensión adecuada para la idea del texto.









Por una escritura que para mi gusto condensa lo que una novela juvenil necesita.
















Por un argumento más atrevido que el anterior.





Total










9 comentarios:

  1. Sí que es cierto que coincidimos en algunas frases, y eso que no habíamos visto nuestras reseñas. Y sí, me parece que hay electricidad entre Gabriel y Rachel.

    ResponderEliminar
  2. Todavía no leí el primer libro y la verdad es que tengo ganas de probar esta historia, que hablan muy bien de ella.

    ResponderEliminar
  3. Se me ha puesto la piel de gallina con esa frase del final.
    Joer, tio, vaya peazos de reseñas que haces heeee.
    Me gusta como has analizado cada detalle y desvelando lo justo como para que nos quedemos con las ganas de leer más e incluso, de que los que no leyeron Melodía Inmortal, quieran leérsela.
    Enhorabuena!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Ganas ganuncias de leerlo jejejeje, después del primero ahora a esperar el segundo XD.
    Estupenda reseña, Anabel y tu os leéis la mente wuajajajaja.
    Un beso.

    PD: cake cake cake!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Reconozco que me falta leer el primero y me sigue picando la curiosidad viendo el segundo.
    A ver si tengo un respito (que está difícil) y puedo hincarles el diente.
    Todo mi más sincero ánimo a esta autora para que siga adelante.
    También quiero dejar claro que si algún día tropieza puede pedirme la mano para levantar, cosa que llegaré tarde seguro porque está rodeada de muy buenos amigos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Por que me da la sensación que este va a ser mas de mi estilo??? A ver si ya me hago con el, el primero si que lo tengo. Así que a por el segundo. Olgaaa Enhorabuena muchacha!!! Mr Sadman... la reseña completamente impecableeeeee!!! Muuuuaaaaakkkkk

    ResponderEliminar
  7. Graciaaaaaaaaaaaaaas a todos por vuestros comentarios y a Mr Sandman porque es capaz de conseguir que hasta a mí me apetezca leerlo, jajajajaja ;)
    Besotes mil

    ResponderEliminar
  8. Tú y la Rachel que tienes en la cabeza. Yo sigo diciendo que no me la imagino así. Me gusta la reseña, cielo. Estoy segura de que esta pareja dará mucho de que hablar

    ResponderEliminar
  9. No sé, no me convenció el primero... así que el segundo se queda en los almacenes de Kiwi :S

    ResponderEliminar